No hay lugar 

donde uno pueda esconderse
cuando el dolor 
llega de repente
No hay rostro que se voltee
para evitar las lágrimas
cuando borbotean sin fín
No hay mirada 
que escape a la tristeza
de verla en todas las cosas
extendida como una sombra
No hay pecho que resista
el acantilado vacío
que deja una ausencia
No existe una sola palabra
para describir el tremor del alma
que despide el vuelo de otra alma
No hay comas ni puntos
que ayuden a un respiro angustiado
para que haga una pausa
Ni puntos exclamativos
mucho menos interrogativos
que respondan a la soledad redonda
que deja un cariño
cuando se le caen sus hojas
No hay puntos suspensivos
No por ahora
©hebemunoz
En la imágen: el Poeta Armando Rojas Guardia 1948-2020 (izq) con el poeta Francesco Nigri. 
Génova. Italia. 
Foto de © HebeMunoz. 2018.

No responses yet

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: