Y si te escribo unos versos

y tú te los llevas puestos
o si prefieres los doblas 
y los guardas en un bolsillo
el que tú quieras
Y si a esos versos 
les pones música
podría ser 
una melodía desencadenada
o el trinar de los pájaros
se me ocurre también 
que podrías colocarles 
cómo música de fondo
hasta el sonido del viento
el paso y el contra paso 
de su pasar por las cosas
Quizás 
esos mis versos
quedarían muy bien
remojados en tu café
de tal manera que 
te los puedas beber a sorbos
mientras observas el mundo
desde esos cielos
que son tus ojos
Yo puedo 
escribirte unos versos
de mi tierra 
más allá del océano
y contarte 
cuánto sufre y cuánto lucha
y cuánto no deja de hacerlo
de estas mis calles estrechas
puedo contarte rimas
y de sus faroles 
con luz de amanecer
que se encienden cuando anochece
alumbrando los pasos 
de los peregrinos
en esta ciudad 
que ahora 
es también mía
de este lado del océano
Lo importante es que sepas
que mis versos son puente
para que vayas y vengas
cuando quieras tú
que le puedes poner tu voz
para leerla en voz alta
que cuando así lo decidas
puedas cerrar las puertas
y pensarla en silencio
repitiendolos de memoria
no todos 
alomejor solo esos
que se abrazan 
como un niño
a tu pierna
para que no te vayas
En cualquier caso
lo que quiero decirte
es que de nada sirve
que yo acueste 
versos y versos 
sobre mares blancos
que vaya a la conquista 
de tesoros y de estrellas marinas
si tú no te acuestas con ellos
si tú no navegas en ellos
si tú no le das un lugar 
en ese hogar que eres tú
Porque si esto último sucede
serán solo 

versos sueltos
río sin mar
a la deriva
©hebemunoz

No responses yet

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: