Habita en el silencio subyacente

el pálpito primitivo
del impulso vital
contenido en durmientes nichos
bajo el blanco implacable
de las formas 
sin contorno ni horizonte
sin punto de referencia
en estático punto 
engañosamente inmóvil
Habita en el centro neurálgico
del estado vítreo
en apnea
No es del viento del Norte
de donde viene el frío que 
penetra agujas en los huesos
de un tiempo que fue
de la historia que no es
de uno que soy
es  del corazón de alas quebradas
incapáz de sortear 
sus corrientes etéreas
gélidas como espejos sin rostro
Entre el deshojar pasados
y perfumar futuros
habita sus noches largas
desde el tránsito soltistico
hacia el equinoccio floreal
en el letargo 
de los ojos desolados
lenta al mínimo respiro
cual la tristeza oscura de Deméter
a la espera de Perséfone
Desde lo imposible
brota
sin pedir permiso
de nuevo
la vida
©hebemunoz

No responses yet

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: